Entrevista – Gabriel Asprella (Secretario de Extensión y Bienestar Estudiantil de la UNTREF)

Para nosotros la extensión es un entramado colectivo de búsquedas comunes

Gabriel Asprella es el Secretario de Extensión y Bienestar Estudiantil de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, en una breve charla nos contó en qué consiste esta secretaría de nuestra universidad, cuáles son sus proyectos actuales y sus perspectivas a futuro.

Image

¿Qué es la Secretaría de Extensión y Bienestar Estudiantil?

Si consideramos a la Universidad como un espacio político, social, de formación, educacional, cultural, podemos decir que la Secretaría de Extensión y Bienestar Estudiantil es un subespacio dentro de la misma que funciona como una puerta abierta a la construcción colectiva con la comunidad de un entramado a partir de necesidades, demandas, escuchas, intereses, donde la Universidad recibe de la comunidad y la comunidad recibe de la Universidad. Recalco esta diferencia porque el concepto de extensión, históricamente se expuso, como que la universidad iba a la comunidad a “clarificar”. Por eso el término extensión es un término que si bien se sigue utilizando, estamos buscando un término que pueda mejorar el concepto, mas relacionado con lo “inter” o lo “entre”, entre comunidad y universidad. Las universidades pueden asumir interpretaciones unilaterales de lo que la realidad social debería ser, y creen tener que actuar en consecuencia, y a veces la comunidad o realidad social no es el deber ser que la universidad cree o tiene estudiada. Entonces, para nosotros, la extensión es un entramado colectivo de necesidades, demandas, escuchas, intereses, de búsquedas comunes. Así como la comunidad confía en la universidad, y manda a sus jóvenes, y a veces no tan jóvenes, a estudiar, para tener una formación hacia un objetivo de carácter profesional, también la universidad tiene el objetivo de mostrar que los espacios no son solamente los de formación de un profesional, sino que son espacios para establecer un diálogo para la observación crítica de la realidad. Cuando una universidad genera una carrera nueva, o muy novedosa, no es un conejo salido de la galera de dos investigadores especialistas, sino que la universidad fue recepcionando que la realidad estaba demandando otra cosa y de ahí arma su propuesta. Una carrera nueva en una universidad está más cercana en su inicio a ser una experiencia de extensión, de alguna manera. Porque es cómo la universidad responde y se entrama. Ese es un poco el concepto, universidad y comunidad son dos caras de una misma moneda, no una flecha que va, sino una que va y que viene, ese es el sentido.

¿Qué acciones se realizan desde la Secretaría de Extensión y Bienestar Estudiantil?

En primer lugar tenemos una experiencia muy significativa en lo que son cursos de formación, que no lo tienen tantas universidades, nosotros estamos con ofertas cuatrimestrales de más de 50 cursos para la comunidad y los estudiantes.

¿Cómo es la respuesta de la comunidad y los estudiantes ante esas propuestas de cursos?

Estamos teniendo un incremento muy significativo en la participación, tanto de estudiantes como de los vecinos. Los estudiantes porque muchas carreras ven en los cursos ampliaciones a la formación de grado que a veces las carreras por ser nuevas o por la incorporación de nuevas temáticas no llegan a incorporarlas de manera inmediata; y en el caso de la comunidad no solamente hay una buena respuesta de participación en los cursos, sino que hay una gran presentación de propuestas de cursos por parte de la misma, gente que se ofrece para dar capacitaciones, nosotros las evaluamos y a partir de eso sumamos nuevas propuestas, en este cuatrimestre unos 10 cursos son nuevos a partir de eso.  Esto es interesante, tanto la gente como nosotros estamos muy contentos con esto, ya que descubrimos que no es necesario tener muchísimos antecedentes docentes para dar este tipo de cursos como si para dar clases en una carrera, nos damos cuenta que hay mucho saber sistematizado, hay mucha idoneidad, en personas y en grupos comunitarios, y la universidad les da un espacio.

¿Qué otras acciones están realizando?

El área de extensión históricamente funciona a partir de proyectos, esa figura la mantenemos, ya que es esa la forma de conseguir financiamientos externos específicos, hoy tenemos unos 15 proyectos con asistencia externa, ya sea con el Programa de Voluntariado Universitaria del Ministerio de Educación de la Nación, con los concursos de extensión de la Secretaría de Políticas Universitarias, otro tipo de convocatorias y proyectos provinciales. Este número de proyectos esperamos duplicarlo en el corto plazo, incorporando proyectos propios, internos de la universidad, hoy está todo muy focalizado en los proyectos de investigación, próximamente vendrán proyectos con financiamiento propio de la universidad para el área de extensión.

Por otro lado, tenemos convenios con organismos públicos, por ejemplo estamos cerrando un acuerdo de trabajo para lo que va a ser un programa de deporte en la comunidad, convenido con la Secretaría de Deportes de la Nación. Tenemos un programa de certificación de competencias de facilitadores comunitarios, con el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Desarrollo Social, ambos de la nación, el cual está próximo a iniciarse. Estamos, también, en la preparación de unos acuerdos con la comisión de investigaciones científicas de la Provincia de Buenos Aires, donde se involucran principalmente proyectos de investigación, pero también algunos proyectos de intervención. También buscamos desarrollar un área de deportes propia, lamentablemente nuestra universidad no tiene instalaciones para el deporte, por ahora, por lo cual se nos hace un poco más difícil, pero hemos iniciado una actividad deportiva en Vóley Amateur masculino y femenino, más allá del profesional, y en Hockery Femenino, estamos preparando también actividades para Básquet, y después Fútbol, aunque esa es una actividad que realizamos en cogestión con el Centro de Estudiantes. La idea es que cuando esté el campus en Villa Lynch, halla una primer instalación deportiva propia de la universidad, por ahora estamos alquilando instalaciones de otras instituciones.

Más allá del torneo de Futbol ya mencionado, ¿Qué actividades están realizando en cogestión con el Centro de Estudiantes y cómo ves esta experiencia?

El Centro de Estudiantes hace rato ya que viene realizando actividades por propia iniciativa, como organización autónoma, y eso es muy bueno, a partir de la formalización de nuestra área queremos ir incrementando la acción cooperativa, tenemos la experiencia de Fútbol, y después hay dos experiencias muy importantes, que están dentro de las actividades de proyección cultural, que son el Centro Universitario de Cultura y Arte (CUCA) y la experiencia del Festival Enlaces, en esto hay que reconocer todo el impulso que el Centro de Estudiantes dio para lograrlas. La extensión no es una experiencia de simplemente hacer algo, para justificar su existencia, desde el sector docente, sino que debe ser hecho también desde los estudiantes, como verdadero impulsor. Son ellos que funcionan todos los días con un estetoscopio observando la realidad y generando las demandas, por eso apoyamos y ayudamos en las experiencias de CUCA y Enlaces.

Para ir finalizando, contamos un poco sobre la parte de becas y bienestar.

Si, hoy por hoy, uno de los programas es el Seguro Público de Salud, tenemos más de 100 estudiantes cubiertos por este en convenio con la Provincia de Buenos Aires. En cuanto a las becas, en este momento hay unos 100 becarios, no son muchos, queremos que sean más. Los estudiantes son muy cuidadosos con esto, y el hecho de ya tener un trabajo los hace decirse “la beca no es para mí” y a veces los criterios pueden incluir que tengan un ingreso y funcionar esta como una ayuda o complemento, por lo tanto, también estamos buscando la forma de difundir esto. Estamos avanzando, también, con un programa de ayuda vinculado a las Ingenierías, Licenciatura en Logística y Licenciatura en Artes Electrónicas, para que tengan las mejores condiciones y asegurarles la continuidad en los estudios. Por otro lado, hay unos 30 becarios que están involucrados en los diferentes programas de extensión, lo cual favorece su  participación en nuestros proyectos, y a la vez les genera la conciencia de que el día de mañana pueden ser ellos también iniciadores de proyectos de esta secretaría.

Anuncios